Costa Rica con niños: Manuel Antonio

Costa Rica con niños: Manuel Antonio

En nuestro viaje por Costa Rica hace unos años visitamos el Parque Nacional de Manuel Antonio, en la costa del Pacífico. Es uno de los más pequeñitos del país pero puedo aseguraros de que es el que más nos impresionó, tanto por sus magníficas playas como por su exuberante naturaleza, donde los animales salen literalmente a tu paso y que no puede faltar en un viaje a Costa Rica con peques.

El parque se extiende a lo largo de un cabo que se adentra en el mar con colinas boscosas tierra adentro. Realmente se trata de una lengua fina de arena con selva en su parte central, que une la tierra firme con un promontorio que anteriormente era una isla, llamada Punta Catedral y ofrece unas vistas fantásticas desde su parte más alta.

Playa Manuel Antonio

La entrada al parque tiene un coste de unos 6€, su horario es hasta las cuatro de la tarde y cierran los lunes, conviene ir temprano porque hay un aforo máximo de 600 personas al día, además así veréis a los animales más activos. Decenas de guías esperan en la entrada para que contrates sus servicios, se debe negociar precio con ellos, son grandes conocedores del parque y sus explicaciones en cuanto a fauna y flora son muy valiosas.

El parque discurre por senderos que te llevan a sus dos playas principales, la Espadilla Sur, en el lado occidental, más ventosa y con olas donde la gente aprovecha para practicar windsurf y al otro lado del cabo nuestra favorita, la playa Manuel Antonio, de arena clara y aguas cristalinas.  A escasa distancia de la orilla hay un arrecife coralino perfecto para hacer snorkel. Durante el recorrido entre la selva hasta la playa se pueden ver muchísimas aves, monos, perezosos o coatís entre otras especies animales.

Playa Espadilla en PN Manuel Antonio

A la orilla de la playa en las rocas es muy frecuente ver a gigantescas iguanas tomar el sol. Conviene dejar a buen recaudo vuestras pertenencias si os vais a dar un bañito, porque los monos capuchinos y los mapaches aprovechan ese momento para acercarse a vuestra mochila y hurgar entre vuestras cosas en busca de comida. Una siestecita bajo las palmeras es también carta blanca para que estos bichejos se os acerquen a buscar comida. Basta con hacer movimientos o ruidos para ahuyentarlos, aunque parezcan tiernos peluches no intentéis tocarlos porque lo más probable es que os den un mordisco.

Manuel Antonio con Niños

La carretera que llega a Manuel Antonio no está pavimentada en su totalidad, o al menos no cuando nosotros visitamos el país, es muy recomendable el alquiler de un 4×4 con buenas sillitas para los niños. Se llega a la aldea a través de una escarpada colina que ya ofrece opciones de alojamiento y muy buenas vistas del Pacífico. La aldea de Manuel Antonio queda muy cerquita del parque, aquí también existen distintos alojamiento. Justo en frente del pueblo se encuentra la playa pública Espadilla, donde podéis alquilar tablas de surf y de bodyboard pero ojo que el oleaje es fuerte. En sus alrededores hay puestecitos donde hacer pequeñas compras de souvenirs y restaurantes donde tomar un pescadito recién sacado del agua.

Desde la propia aldea ya se escuchan a los monos aulladores en las montañas del parque, que os dan la bienvenida a esta zona y a este país donde todo es ¡Pura Vida!

Entrada previa de Costa Rica: La Costa del Caribe

Entrada previa de Costa Rica: El volcán Arenal

Escribe tu comentario

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar