Miniguía de Edimburgo y las Highlands con niños

Miniguía de Edimburgo y las Highlands con niños

Las adoquinadas calles medievales, la melodía de los artistas a nuestro paso y el castillo sobre lo alto de la colina coronando la ciudad nos indican que estamos en la capital de Escocia. Aquí la cultura y espíritu medieval de la ciudad emana de cada esquina con su máximo apogeo en  el mes de agosto, cuando tienen lugar los festivales y todo el centro se llena de músicos, humoristas, tartanes y por supuesto, hordas de turistas.

Cómo llegar a Edimburgo

Easyjet opera vuelos directos desde Madrid, Alicante, Palma y Tenerife. Ryanair vuela directo desde Barcelona, Alicante, Málaga, Palma, Santander y Canarias. Iberia Express vuela desde Madrid. Otras compañías suelen volar vía Londres. Desde el aeropuerto de Edimburgo hay autobuses y tranvías que se dirigen al centro de la ciudad o podéis alquilar un coche, buena opción si queréis recorrer otras zonas de Escocia.

Aunque Edimburgo se extiende bastante con sus distritos, el centro histórico es pequeño y se puede recorrer a pie si no os importan las grandes cuestas que hay a lo largo de la ciudad. También hay autobuses interurbanos que conectan el centro con otras áreas de interés, como por ejemplo la playa de Portobello.

Qué ver en Edimburgo con niños

La capital escocesa presenta una buena oferta de ocio para ir con niños. La principal y obligada es la visita al castillo de Edimburgo. Realmente se trata de una fortaleza con distintas edificaciones en su interior que os transportarán de inmediato a la edad media en tiempos de guerras entre ingleses y escoceses. No os perdáis el cañonazo a las 13 horas.

Escocia con niños Castillo de Edimburgo

La Royal Mile se extiende desde lo alto del castillo hasta el Palacio de Holyrood, residencia de verano de la reina de Inglaterra. A lo largo de esta calle encontramos grandes muestras de cultura escocesa en sus tiendecitas tradicionales y de souvenirs, la catedral de St Giles,  el museo de Edimburgo, gaiteros tocando al aire libre o algún William Wallace para posar en las fotos a cambio de una moneda. Aquí también se ubica la Cámara Oscura y Mundo de Ilusiones, donde los peques aprenderán los principios de la fotografía y podrán entrar en una auténtica cámara oscura donde se proyecta la panorámica de la ciudad sobre una mesa con el mismo mecanismo que el de una cámara.

Otras visitas culturales son el Museo Nacional de Escocia y Our Dynamic Earth en el que podréis tocar un auténtico iceberg y aprender muchas maravillas de nuestro planeta. También merece la pena conocer la historia de Bobby Greyfriars, un perrito westie que veló durante años la tumba de su amo y hoy en día tiene su propia estatua en frente del Museo Nacional de Escocia. Si subís a la colina de Calton Hill al atardecer disfrutaréis de las mejores vistas de la ciudad. Cuando los peques quieran correr o jugar los parques más apetecibles son Princes Street Gardens donde hay columpios con forma de castillo bajo el Castillo real de la ciudad o el parque de Holyrood con su estanque de patitos y cisnes. Y si queréis disfrutar de historias espeluznantes de Edimburgo no os perdáis los tours guiados por las catacumbas. Algunos guías afirman incluso haber visto algún fantasma (los tours son en inglés y dan algunos sustos, no los recomiendo para niños pequeñitos).

Escocia con niños princess street gardens

Y aún hay muchas más actividades para hacer con peques en la capital escocesa, si no os lo creeis echadle un ojo a nuestro post 15 cosas que no debes perderte en Edimburgo con niños.

Eventos en Edimburgo

En el mes de agosto Edimburgo se convierte en la ciudad del festival. El principal es el Festival Internacional de Edimburgo dedicado a las artes escénicas de ópera, danza y teatro. En el Military Tattoo se congregan cientos de gaiteros y tamborileros vestidos con los trajes típicos, con sus faldas (kilt) y tartanes según correspondan a cada clan. Dura casi todo el mes y tocan en el interior del castillo, las entradas cuestan un dineral, así que la mayoría de los habitantes y visitantes acaba viéndolo por la televisión. El Fringe Festival ofrece actuaciones alternativas en las calles de la ciudad centradas sobre todo en el humor. En los meses de verano se realizan también festivales musicales como el festival de Jazz y Blues. Otros son el Festival de cine y el de televisión.

Cabe también destacar la celebración del Hogmanay, una fiesta de año nuevo única donde no falta la música, los fuegos artificiales y gran variedad de eventos.

Edimburgo con niños musicos callejeros

Comer y beber en Escocia

No podéis abandonar el país sin probar las haggis. Aunque tienen nombre de pañal, se trata de una especie de morcilla tradicional escocesa. Está incluida en los abundantes desayunos escoceses, aptos sólo para los valientes hambrientos pues contienen además huevos, bacon, varios tipos de salchichas, judías, tomates, champiñones, pastel de patata y tortas de avena. Se sirven en la mayoría de pubs que abren desde por la mañana.

Una delicatesen que sólo he encontrado aquí son las barritas de Mars rebozadas y fritas. Aunque parezca extraño, el chocolate y la galleta fundidos dentro del crujiente rebozado resulta una delicia para los que somos golosos.

Escocia con niños pub Fiddlers

Un excelente pub en las Highlands donde degustar delicias escocesas

 

Encontramos distintos tipos de cervezas y varias ales de calidad, además de un sin fin de whiskies con los nombres de los valles donde se encuentran sus destilerías. Entre las bebidas sin alcohol, hay un refresco típico escocés que no hemos visto en ninguna otra parte, el Irn Bru.

En la Royal Mile encontraréis muchos pubs típicos donde tomar algo y también comer. Los niños suelen ser bienvenidos hasta las 6 de la tarde, seguramente porque a partir de esa hora la venta de alcohol se dispara y los establecimientos no se quieran hacer responsables de las escenas que los pequeños puedan presenciar.

Un pub que nos encanta en George Street es The Standing Order. Su local era un antiguo banco y todavía conservan la gran puerta de la caja fuerte en una de sus salas. Además a los peques les dejan colores y unos salvamanteles para pintar y así están un rato entretenidos hasta que llega su hamburguesa o su fish and chips.

Edimburgo con niños the standing order

The Standing Order, aquí probamos los haggis por primera vez

 

Merece la pena echar un vistazo dentro del Frankenstein (en George IV Bridge), un pub muy bien ambientado en este personaje en el interior de lo que parece una capilla.

Ruta por las Highlands

Desde Edimburgo podéis contratar excursiones de un día por las Highlands con la compañía Viajar por Escocia . Se trata de circuitos organizados con un guía en español. Se realizan varias paradas para disfrutar del paisaje, comer, hacer alguna visita o comprar algún souvenir. Si disponéis de pocos días es una buena opción para conocer un poquito las tierras altas de la mano de expertos que te llevan directamente a los puntos de mayor interés. Además te ahorras la dificultad de conducir por el otro lado de la calzada y el estrés que puede generar cuando no estás acostumbrado. Hay distintas rutas, la mayoría de un día y la excursión más popular para las familias es la que visita el Lago Ness.

Nessie - Escocia con niños

Si disponéis de más tiempo, otra opción es alquilar un coche para recorrer el norte de Escocia a vuestro ritmo y poder hacer noche en distintos lugares de vuestra ruta. Las carreteras entre las principales ciudades son buenas, más allá se vuelven de un solo carril con apartaderos donde cruzarse con los coches que circulan en el otro sentido. Esto unido a la circulación por la izquierda hace la conducción un poco más complicada al principio, pero no os preocupéis pues enseguida se coge la dinámica de estas vías, además las velocidades y el tráfico son más reducidos en estas zonas.

En Stirling podéis visitar el castillo, muy parecido al de Edimburgo y si sois fans de Braveheart no os perdáis el Monumento homenaje a William Wallace. Aquí se cuenta toda su historia y se exhibe su espada real. Ojo, a lo alto de la torre se sube por una escalera larguísima, no apta para carritos. St Andrews, más al este y en la costa es el lugar donde se inició el golf, si sois seguidores de este deporte quizás queráis visitar la ciudad y hacer unos hoyos en alguno de sus campos. A unos 20 km de St Andrews se encuentra el parque de ciervos The Scottish Deer Centre, que a los niños les encantará.  De camino a Aviemore por la A9 otro parque de animales, el Highland Wildlife Park también tiene una buena muestra de fauna autóctona.

Toda Escocia está salpicada de castillos, muchos en ruinas, otros bien conservados, alguno con fantasmas incluidos y otros que se han trasformado en hoteles y es toda una experiencia pasar la noche. Echadle un vistazo al Explorer Pass para ahorrar si queréis realizar varias visitas. Uno de mis favoritos es el castillo de Eilean Donan, escenario de la película Los Inmortales.

Escocia con niños castillo eilean donan-familia

Hacia el interior encontraréis paisajes increíbles de verdes colinas con arroyuelos y grandes lagos entre montañas como el popular Lago Ness. Si queréis saber más sobre la historia del monstruo y sus avistamientos podéis visitar el Centro de exhibición en la población de Drumnadrochit, aunque los niños seguro que se lo pasan mejor realizando un crucero por las aguas del lago, los peques no apartarán la vista de la superficie esperando que en cualquier momento Nessie asome la cabeza.

Las Highlands son un buen lugar para hacer una visita a alguna de las destilerías de whisky como la de Talisker en la Isla de Skye o The Singleton muy cerca de Inverness, sin embargo esta es una actividad sólo para adultos, ya que a los menores de edad no les dejan entrar.

Otros lugares de interés turístico en las tierras altas son la isla de Skye, de una belleza natural increíble, el verdísimo valle Glen Coe, la población portuaria de Oban o el Lago Lomond.

Escocia con niños Glen coe

 

Dónde dormir en Escocia con niños

En toda Escocia podréis encontrar gran variedad de alojamiento, ya sea albergues con habitaciones familiares,  apartamentos, hoteles, rústicos bed and breakfast, campings o incluso granjas y castillos.

Escocia con niños castillo hotel glengarry

Hotel Castillo Glengarry

 

En Edimburgo puede ser una buena idea quedarse en un apartamento que nos dé la comodidad de nuestra casa de vacaciones. Viajar por Escocia tiene unos apartamentos perfectos para familias, muy bien situados (en el casco histórico) y con capacidad hasta para 8 personas.

En la zona de las Highlands hay multitud de  Bed & Breakfast (B&B). Esta es una forma muy recomendada de conocer Escocia, la amabilidad de sus gentes y sus abundantes desayunos. Aquí encontraréis una guía de los mejores alojamientos B&B de Escocia.

Escocia es un destino que gusta por sus paisajes, su cultura celta, sus castillos medievales… ¡Tanto a niños como a mayores os dejará huella!

 

13 Comentarios

  1. Miriam - 25 Enero, 2012

    Me parece genial tu post sobre Edimburgo y las Highlands…y me ha hecho recordar aquel mes de julio de 1996 que yo estuve en esa ciudad maravillosa. Felicitarte por el post y por el Blog que me parece una iniciativa estupenda y muy útil de cara a las familias con niños y también al público en general.

    Un saludo

  2. Top 10 destinos para viajar con niños en 2013 | Mi Pequeño Gulliver - 27 Diciembre, 2012

    […] Edimburgo (Reino Unido): un lugar para sentirse un caballero o dama medieval en su impresionante castillo. Merece la pena visitar algunos de sus museos como la Cámara Obscura, Our Dynamic Earth o el Museo de la Infancia, alguna de las destilarías cercanas o la estatua a Bobby Greyfriars, el perro más leal del mundo.  Princess Gardens es un bonito parque para pasear bajo el castillo donde suelen organizar conciertos,  si queréis disfrutar de las mejores vistas de la ciudad hay que ascender a Calton Hill o Arthur´s Seat, en Holyrood Park. Si os animáis podéis subir más al norte a conocer las tierras altas (Highlands) y visitar al monstruo del lago Ness. En agosto la ciudad se llena de festivales con mucha animación en las calles. […]

  3. Lucía - 13 Septiembre, 2014

    Que gran resumen del viaje. Nosotros hemos estado en Escocia en Agosto y aquello es la tierra prometida para los bebes. No nos falló ni un solo hotel con la cuna. En los restaurantes, todos con torna y en la inn del poblacho más remoto con cambiador!!! Espero que en nuestro próximo destino sea tan kids friendly como ha sido Escocia. Besos

  4. Bàrbara - 24 Enero, 2015

    Buenas!!!! Explicacion muy completa!!! Me ha servido de gran ayuda, en mayo viajamos a Escocia. Querria platear una duda, viajaremos mi marido, mi hiko que en ese momento tendra 19 meses y yo. Me estaba plantaendo si llevarnos el cochecito sera un engorro, si mejor llevarnos solo la mochila portabebe. Me lo plateo porque al planificar la ruta, hay mucjo castillo, paisaje, por lo que he leido edimburgo es empinado y empedrado, nose, que piensas que sera mejor? Gracias!!!!

    • createster - 25 Enero, 2015

      Hola Bárbara, nosotros usamos las dos cosas, nuestro carrito además era un 4×4 lo que nos vino de miedo! Lo usamos sobre todo en las ciudades, en las visitas a Castillos o caminatas por el campo mejor la mochila. Es algo muy personal y también según a lo que estéis acostumbrados y tengáis acostumbrados al peque. Pasadlo muy bien!

  5. Noelia - 10 Mayo, 2015

    Buenas tardes, he intentado valorar la mejor opción para ir en bus por Escocia, Glasgow, Edimburgo, Sterling, la capilla de Rosslyn son algunos de los sitios que queremos visitar y No veo que tipo de tarjeta familiar de 5 días podría coger para el centro de las dos grandes ciudad y para los alrededores, podríais ayudarme con vuestras experiencias, salimos este sábado 16. Mil gracias

  6. Ana - 18 Septiembre, 2016

    Como lo ves para ir con un bebe de 4 meses y un niño de 2 en Octubre? pueden ir en las excursiones organizadas a las Highlands?

    • createster - 21 Septiembre, 2016

      Hola Ana, en octubre ya hace más frío, bien abrigados sin problemas, pero yo te recomendaría ir a las Highlands por vuestra cuenta o en un tour exclusivo para vosotros. Con el bebé seguramente tendréis que hacer paradas para que coma e ir a un ritmo al que es difícil adaptarse yendo en grupo. Pasadlo bien!

  7. belen - 27 Marzo, 2017

    Buenas tardes, nosotros vamos a ir en mayo a Edimburgo a aprovechar el puente de Madrid. Voy con un peque de 18 meses, que aún no come de todo, ya que aún toma mucho puré.
    Me puedes aconsejar sobre el tema de las comidas para ellos, es que estoy valorando llevarme yo desde aquí potitos, pero me da pereza por el tema del peso y que se rompan. Y no sé si los que pueda encontrar allí se adaptarán a lo que él está acostumbrado aquí y por el tema de alérgenos, ya que tiene alergias a algunos alimentos.
    Agradeciendo tu atención de antemano.
    Un saludo,
    Belén

    • createster - 27 Marzo, 2017

      Hola Belén, a mí también me da pereza llevar exceso de equipaje, pero si te preocupa no encontrar potitos adecuados vas a estar más tranquila llevándotelos, a la vuelta irás más ligera de equipaje. Mira algunos que lleven envase de plástico y así no son tan frágiles como los de cristal. Si vas a estar en apartamento o algún sitio con cocina quizás te sea más fácil comprar algo para preparalos allí. Los potitos que encontrarás allí no son muy diferentes: pollo, carne, cordero… Suelen llevar trocitos eso sí, que a la mía no le gustaban nada! Pasadlo bien familia!

Escribe tu comentario

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar