Una de animales para esta Semana Santa

Ni destinos playeros ni pueblos con tradicionales procesiones, para esta semana santa os proponemos una escapada muy animal:  el Parque de la Naturaleza de Cabárceno. Este parque se encuentra en Cantabria, emplazado en una antigua mina de hierro a cielo abierto y aquí vive un centenar de animales en semilibertad.

Cabárceno es el lugar que todo amante de los animales debería visitar y donde los niños disfrutarán de lo lindo. No se trata de otro zoo más, aquí los animales corren a sus anchas en sus extensas instalaciones, los osos pardos tienen todo un valle para ellos y los elefantes disfrutan de una vasta explanada. La vida para ellos se desarrolla de la forma más natural posible y sus actividades están marcadas por su instinto (excepto la alimentación, que se les provee), se pelean en época de celo, juegan, corren… como en su hábitat natural.

El parque tiene 750 hectáreas y cuenta con 20 km de camino asfaltado en su interior que te lleva a los recintos de los animales a través de desfiladeros, lagos y formaciones rocosas. Se puede recorrer a pie, en bici o en coche, hay múltiples zonas de aparcamiento. Por todo el parque existen sendas con rutas botánicas para descubrir las especies vegetales de la zona. Hay cafeterías, merenderos, parque infantil y varios miradores para disfrutar tranquilamente de la belleza del paisaje. Cabárceno colabora con los trabajos de investigación relacionados con la conservación de especies en peligro de extinción y realiza actividades de educación medioambiental para escolares de entre 3 y 18 años.

Se encuentra a 17 Km de Santander, se puede acceder al parque por los pueblos de Obregón y Cabárceno. Podéis aprovechar si habéis ido varios días para visitar también la capital cántabra y los turísticos municipios de Suances y Santillana del Mar, en este último se encuentran las Cuevas de Altamira y el Museo Nacional y Centro de Investigación de Altamira, que es una réplica de las cuevas para la visita. Seguro que a los peques les encanta ver las pinturas rupestres y conocer este arte prehistórico.

Como alojamiento, os recomiendo alguna casa rural por la zona, quizás cerquita de la playa para que los niños puedan jugar en la orilla si hace buen tiempo o bañarse los más valientes, o buscar un hotelito céntrico en Santander.

Si a vuestros peques les gusta ver animales, ¡sorprendedles con este destino bestial!

 

Más fotos de Cabárceno en nuestra página de Facebook.

 

 

Escribe tu comentario

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar