Alghero, la ciudad catalana de Cerdeña

Alghero, la ciudad catalana de Cerdeña

Alghero es una de las principales ciudades de la isla sarda, que bien merece una visita. Sus callejuelas adoquinadas y repletas de tiendecitas y restaurantes tienen mucho encanto. Su estilo de arquitectura aún conserva su pasado de colonia catalana-aragonesa de la edad media, incluso los nombres de las calles se mantienen en catalán y los locales llaman a la ciudad La Barceloneta.

La ciudad es pequeñita y se recorre fácilmente en un día. Su principal atractivo turístico es su centro histórico y el puerto deportivo. Es una delicia recorrer el paseo que hay por las grandes murallas que dan al mar por la tarde cuando ya el sol no aprieta tanto y disfrutar desde las ellas de una impresionante puesta de sol.  Aquí hay varias torres que antaño defendían la isla de invasores y un par de puertas medievales que eran las de entrada a la villa. Encontramos también esta catapulta que seguro se utilizó como defensa de la ciudad.

Cerdeña con niños

Lo bonito de Alghero es recorrer sus empedradas calles, muy poco aptas por cierto para ir con carritos, en ellas encontramos muchas tiendas con artesanía de la zona, tiendecitas de gominolas gigantes que eran el paraíso de los chiquillos y tradicionales restaurantes donde probar los platos típicos de la zona, pasta con pescado y marisco y una paella de Alghero, parecida en aspecto a la valenciana, pero en lugar de arroz con pequeños granitos de pasta hechos a mano. Sonaba muy sugerente y nos animamos a probarla, pero el resultado no nos convenció demasiado.

En una de sus placitas encontramos una pequeña gelateria que se vanagloriaba de ser la mejor de la ciudad según el diario The Sunday Times. Lo ponía además en varios idiomas, así que si nos apetecía tomar un helado aquel era el lugar más oportuno para hacernos con uno. No sé si serían los mejores porque no pudimos comparar con otros establecimientos de la ciudad, pero sí que estaban realmente ricos.

Cerdeña con niños

Una excursión que es un must en la ciudad es la visita a la Grotta di Nettuno. En frente del Bastione della Maddalena salen barcos que realizan la excursión por completo, te llevan hasta la gruta y hacen la visita en su interior. También se puede ir en coche hasta la gruta y bajar por sus más de 600 escalones hasta su entrada, pero para los peques tanto escalón puede ser una paliza y seguro que la excursión en barco les gusta más. Nosotros no pudimos hacer esta excursión por falta de tiempo, así que se nos queda pendiente para la próxima visita a esta fabulosa isla.

No sé si sería casualidad o no, pero el día que fuimos nosotros la ciudad estaba repleta de turistas catalanes.

2 Comentarios

  1. Sandra (My Family Passport) - 21 enero, 2014

    Nosotros fuimos hasta Capo Caccia en coche para intentar bajar a la gruta de Neptuno, pero con los niños fue imposible. La próxima vez iremos desde Algero!

    • createster - 21 enero, 2014

      Sí, con los niños es más fácil hacer la excursión en barco, lo único que el trayecto es largo y hay que ver bien los horarios. Nos queda pendiente la misma asignatura en Cerdeña 😉

Escribe tu comentario

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar