Junibacken: visitar la casa de Pippi Langstrump en Estocolmo

Junibacken: visitar la casa de Pippi Langstrump en Estocolmo

Rebobina unos cuantos años en tus recuerdos hasta llegar a esa serie de televisión de aventuras de una impertinente pero tan divertida pelirroja con trenzas. Cada vez que  veía la serie me imaginaba que yo era Anika y me iba a jugar con Pippi Langstrump a la casa de Villa Villekulla. ¿No os hubiese encantado? ¡Pues este verano lo hemos hecho posible!

En Estocolmo se encuentra el Museo Junibacken dedicado a los cuentos de Astrid Lindgren, los más populares en España son los de Pippi Langstrump aunque hay muchos otros que no nos resultan tan conocidos porque no se han exportado igual de bien que los de Pippi.

estocolmo con niños junibacken

El principal reclamo para nosotros era la casa de Pippi , Villa Villekulla que se encuentra en su interior. Una pequeña reproducción de la que salía en los cuentos y en la serie en la que los niños pueden entrar a jugar. Mi hija ya conocía la serie antes de ir y le gustó mucho poder jugar en la casita y subirse a lomos de un Pequeño Tío de cartón piedra. También hay actuaciones con Pippi aunque estaban en Sueco y aunque parecía divertido no entendíamos nada.

estocolmo con niños junibacken caballo pippi

Además hay otras salas dedicadas a otros cuentos de la autora donde los niños juegan entre escenarios de otras historias de fantasía: la panadería de un pueblecito, una bici voladora o junto al lobo feroz, que aquí no parece tan fiero. Están muy bien ambientadas y de verdad parece que te has colado entre las páginas de sus cuentos.

estocolmo con niños junibacken estocolmo con niños junibacken

El museo tiene  una atracción estrella, su tren de los cuentos. Un viaje a través de las historias de Astrid Lindgren a bordo de un vagón “volado” que te va llevando por distintas escenas de los libros representadas en maquetas, mientras escuchas la narración que esta vez si la tienes en español.

estocolmo con niños junibacken

En la tienda puedes encontrar muchos de los cuentos de la autora en inglés, muñecos y todo tipo de recuerdos de sus personajes. Y si os da la hora de comer en la casa de Pippi siempre podeis tomar unas clásicas albóndigas suecas en la cantina del museo.

Si visitáis Estocolmo con niños esta es una visita que no debe faltar en vuestro viaje, les encantará.

Escribe tu comentario

Acepto la política de privacidad. *

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar